Debería darnos horror saber que mayo ha sido el mes más violento