El aeropuerto militar de Santa Lucía entra a la guerra y a la parálisis