No hay mano negra en protestas: abogado de policías federales