Entrevista, Francisco Burgoa, abogado. Es correcto que pasajeros se defiendan pero debe tener límites