¿La frase del presidente "Abrazos no balazos" realmente está funcionando?