Lo del Cruz Azul parece una película de terror: Minelli Atayde