Acusaciones contra Murillo Karam carecen de sustento jurídico ni lógico