¿La PC está más viva que nunca?